Triste percepción

Por Rocío Tirado.

*Triste percepción.

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) dio a conocer en la semana que concluye los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), recabada en 33 mil viviendas del país.

La encuesta registró la percepción que tienen los ciudadanos con relación al desempeño del gobierno, esencialmente en lo relativo a la calidad de los trámites y servicios públicos que ofrecen las autoridades en el ámbito federal, estatal y municipal.

Se analizaron las experiencias y percepciones de la población de 18 años y más residente en localidades urbanas de 100 mil y más habitantes, sobre los servicios y trámites públicos que ofrecen los tres órdenes de gobierno.

Para la ENCIG se seleccionaron 31 trámites y servicios que van desde el pago de predial, la obtención de agua potable y la licencia de manejo hasta trámites ante el ministerio público o en un juzgado o tribunal; de los cuales 9 son de orden municipal o delegacional, 12 estatal y 10 federales.

A los encuestados se les realizó una serie de preguntas relativas a la calidad, accesibilidad, tiempo de atención, trato y efectividad de los trámites y servicios públicos, a fin de que contar con los elementos de juicio necesarios para llevar a cabo una evaluación general de los mismos, siendo la escala de calificación de 1 a 10, donde 1 significa menor satisfacción y 10 mayor satisfacción con los trámites y servicios con lo que se ha entrado en contacto.

Solamente se encuestan a personas mayores de18 años y que residen en poblaciones urbanas de 100 mil y más habitantes. De acuerdo con esta población se estima que a nivel nacional, en el 62.5% de los trámites o pagos, los usuarios acudieron a instalaciones de gobierno para realizarlos, o sea que nos encanta hacer filas en las diversas dependencias gubernamentales, sobre todo al inicio del año y cuando se vencen los plazos para pagar.

El 23.8% de los ciudadanos prefieren acudir a realizar sus pagos y contribuciones en un banco, supermercado, tiendas o farmacias o por líneas de atención telefónica. Solamente el 1.1% utilizó Internet para este fin. El total de la población con al menos una interacción con el Gobierno a través de Internet fue de 31.6 por ciento.

Un dato muy alarmante dado a conocer a través de la encuesta es que, el tiempo promedio de duración de los pagos, trámites y solicitudes de servicios realizados por los usuarios es de 3 días a nivel nacional.

Siguiendo con las cifras duras, el 70.4% de la población considera que la inseguridad y delincuencia es el problema más importante que aqueja hoy en día a su entidad federativa, seguido del desempleo con un 51% y la corrupción con un 48.5 por ciento.

De manera específica el 89.7% de la población considera que la corrupción es una práctica muy frecuente en las policías, seguido de los partidos políticos y el Ministerio Público con un 84.4% y 78.4%, respectivamente.

Muy preocupante es que en la lista de percepción de la corrupción, se encuentran mencionados los medios de comunicación, a los cuales el 62.3 de los encuestados los considera corruptos. Algo estamos haciendo mal los miembros de los medios masivos para reflejar esa idea errónea en las audiencias.

El trámite con el mayor porcentaje de experiencias de corrupción fue el contacto con autoridades de seguridad pública con un 50.6%, seguido del de permisos relacionados con la propiedad con un 24.8 por ciento.

Según los datos arrojados en la Encuesta de Calidad e Impacto Gubernamental la tasa de incidencia de corrupción por cada 100,000 habitantes es de 24,724 actos. En Hidalgo se reportaron solamente 13 mil 027 casos.

Mientras que la tasa por cada 100 mil habitantes que experimentaron algún acto de corrupción en al menos uno de los trámites que realizaron en el estado de Hidalgo fue de 12 mil 080.

El 75.8% de la población encuestada por el INEGI más considera que la corrupción en el sector gobiernos municipales es muy frecuente y frecuente.

La mejor opinión respecto de la corrupción, el tortuguismo y burocratismo en las diversas dependencias con las que tenemos que lidiar los ciudadanos, la tiene usted estimado lector.

Los datos de la encuesta puede consultarlos usted mismo en la página del INEGI, es de suma importancia que ahora que el gobierno federal conoce la opinión que tenemos los ciudadanos de sus dependencias y tramitologías, comiencen a trabajar en eficientarlas.

Cabe destacar que en un acto de corrupción existen dos partes, el que solicita una dadiva o apoyo para “agilizar” los trámites, y el que acepta pagar por ellos. Así también es responsabilidad de nosotros los ciudadanos que se dé el fenómeno de la corrupción, ya que la alimentamos constantemente las ambiciones de los funcionarios públicos.

Para que termine este tipo de prácticas, todos tenemos que poner de nuestra parte, empezando por los ciudadanos, aunque nos cueste más tiempo cubrir los requisitos, el hecho de hacer las cosas de forma legal nos da a la larga la seguridad de que nuestro trámite estuvo bien realizado.

Ya basta de echarles toda la culpa a los gobiernos corruptos, porque si ellos se comportan de esa manera es porque existe una sociedad comodina que responde y acepta ser corrompida. De algún lado tiene que comenzar a romperse el lazo, yo hago votos que sea por parte de nosotros los ciudadanos.

Gracias por el favor de su atención, mi correo para cualquier comentario es rocio, ¡hasta la próxima semana! Y al que le quede el saco… pues que se lo ponga. *NI*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s